¿Qué haré con mi vida después de graduarme? Por: Freddy Rodríguez

Ana Maria Charris 0 Comments

Por: Freddy Rodríguez

Colegio Seminario San Luis Beltrán

Cuando pienso en mi graduación suelo ponerme un poco nostálgico. Aún recuerdo cuando todo en la escuela giraba en torno a los juegos y a las siestas, no me precipito mucho a imaginar el momento en el que mencionen mi nombre en el teatro para al fin darme entrega de un diploma por el cual he trabajado durante 11 años consecutivos, y así darme cuenta de cómo vuela el tiempo.
Extrañaré mucho a mis amigos, compañeros y profesores, porque gracias a ellos he logrado nutrirme de muchos conocimientos  y hermosos sentimientos que hoy en día pongo en práctica.
Ahora bien, dejando a un lado todo este rollo de la nostalgia, quiero pensar sobre la carrera universitaria por la cual me encaminé en el futuro; podría convertirme en el mejor contador público, en un gran doctor, un excelente arquitecto, un reconocido periodista, un auxiliar de vuelo… En fin, aún no estoy muy decidido.
Esta indecisión me lleva a pensar en el deseo de viajar, me encantaría esparcir mi mente en un lugar nunca antes visto por mis ojos, sería magnífico sentir las temperaturas bajo cero, conocer la nieve, ver muy de cerca la torre Eiffel, pasear en coche por las costas de España, cantar en distintos lugares un poco de nuestra música para así ganar dinero con el talento que Dios me ha regalado.  En Europa tengo familiares que me esperan con los brazos abiertos.
Estoy decidido a ingresar en esta nueva aventura para mi vida, la cual sí Dios me lo permite emprenderé a inicios del siguiente año. Por ahora, solo me queda seguir estudiando y dando todo de mí para obtener un gran puntaje en las pruebas del estado. Soy muy optimista y sé que con fe y dedicación todo se puede lograr. Le pido a Dios que ilumine mi andar y me aparte de todo mal, que sea Él quien en un futuro no muy lejano me muestre el camino por el cual debo continuar con mi vida, que alumbre mi mente para que pueda escoger una carrera adecuada, para así alcanzar un futuro brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *