Gran Concierto de las Familias 2019, Amándote Más

Luz Mar Ortega Lizarazo 0 Comments

Por Luz Mar Ortega Lizarazo

El sábado 05 de Octubre de 2019, se dio espacio a un evento espectacular dirigido a todas las familias del Departamento del Atlántico, Amándote Más. El Club Campestre del Caribe, abrió sus puertas desde las 3pm y recibió alrededor de ocho mil personas que oraron, adoraron y bailaron con la música de artistas católicos de talla internacional. La invitación la realizó el movimiento Convenio Matrimonial y la Arquidiócesis de Barranquilla.

El concierto se realizó a cielo abierto y fue transmitido por las emisoras Funade.fm, Radio Motiva y Minuto de Dios.

Herkin Buelvas DJ fue el encargado de encender los motores en los que ya estaban presentes en el lugar y en los que iban llegando, y a pesar del sol, para las personas esto no fue un impedimento para gozarse la presentación. Su ministerio empezó en la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria del municipio de Malambo, departamento del Atlántico, Colombia. Herkin Buelvas es un DJ evangelizador católico que coloca la creatividad y el talento al servicio de nuestro Dios y su obra. Ha trabajado para cantantes católicos como Luz Karine, Luna Eikar, Yuli & Josh, Huellas de Fuego, Jon Carlos Band, entre otros.

Continuó en escenario, el barranquillero Alfredo Acosta, quien evangelizó, adoró y alabó al Señor con su sabor costeño. Como ser caribe que es, descubre el amor de Dios en las cosas simples pero maravillosas de la vida; una caña de azúcar, un arroz con coco y hasta un jugo de mango le sirven de inspiración para darle un toque diferente a su alabanza. Su ministerio musical ha participado en varios conciertos católicos organizados a nivel nacional en las ciudades de Barranquilla, Riohacha, Maicao, Cartagena, Mompox, Bogotá, Yopal, Medellín, Huila, entre otros, y a nivel internacional, en lugares como Estados Unidos (Atlanta y Los Ángeles), Egipto, Israel, Bahamas, México. También, fue invitado por la delegación de Panamá a participar en el encuentro mundial de la Juventud celebrado en Cracovia en el 2016 con el papa Francisco.

Prosiguió Joan Sánchez de New York, quien lleno del Espíritu Santo, mostró la obra que Dios ha realizado en su vida, a través de las alabanzas. Él es un cantautor y productor católico que escribe y produce música de adoración y esperanza, para inspirar a otros a acercarse más a Dios. Algunas de sus canciones más conocidas son El Rey de mi vida, Te entrego, Manda la lluvia, Sigo Adorando, entre otras. A lo largo de su trayectoria musical, ha tenido la oportunidad de presentarse en grandes escenarios como Madison Square Garden, Los Ángeles Sport Arena, Los Ángeles Convention Center, Auditorio Nacional, La Arena Ciudad de México, Estadio Metropolitano de Barranquilla, para nombrar algunos, como también en un gran número de capillas, parroquias y auditorios en distintos países, como México, El Salvador, Guatemala, Panamá, Costa Rica, Colombia, República Dominicana, Venezuela, Perú, Ecuador, Canadá, Israel, Roma y gran parte de los Estados Unidos. Joan Sánchez junto a RPband ha grabado 6 Producciones musicales en diferentes géneros como, Pop, Pop-Rock, Vallenato Pop, Merengue y otras fusiones. Joan ha tenido la oportunidad de haber realizado algunos de estos proyectos junto a grandes productores y músicos, algunos de ellos, ganadores de Grammys como Justin Glassco, Lee Levin, Dan Wagner, Paul Mabury y Boris Milan entre otros. En estos momentos, Joan Sánchez está sirviendo a tiempo completo en la Iglesia Católica a través de la música, mientras se encuentra radicado en Estados Unidos, junto a su esposa y cuatro hijos.

Después, con pie fuerte, al escenario se subió la agrupación Alfareros, quien fue nominada y ganadora de los Latin Grammy como Mejor Álbum Cristiano con su disco “70 veces 7” en donde Jesucristo nos invita a perdonar. Son más de 20 años de trayectoria musical, oriundos de República Dominicana, el ministerio de música católica Alfareros cuenta con más seis producciones discográficas que los han posicionado como uno de los grupos de música tropical cristiana más influyentes en América. Con ritmos como Merengue, Pop-Rock, Bachata y Salsa, a través de las canciones, los vocalistas Fermín Amador, Altermio Vargas y Katia del Cid, presentan mensajes de paz, amor al prójimo y armonía entre los pueblos. Como parte de los principales éxitos de la agrupación se destacan “Pa’ Lante”, “Corazón de Melao”, “El Luchador” y “Ella y yo”.

Hoy día, un total de 13 miembros, aproximadamente, forman la agrupación que compone la mayoría de sus canciones, todas dirigidas para aquellos que buscan al Señor y están inspiradas en la Palabra de Dios, el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia.

Y de último, pero no menos importante, se sentó con su guitarra Martín Valverde de Costa Rica, un hombre muy espiritual con el don de la palabra y discernimiento al hablar. Los formadores más importantes de su infancia fueron los sacerdotes de la Congregación Salesiana, quienes le infundieron su amor y visión por los jóvenes, por la Iglesia católica, por la Virgen María y por la música. Hacia 1979, motivado por su hermana, Martín Valverde ingresó al movimiento de la Renovación Carismática católica. A partir de entonces, comenzó a componer canciones religiosas. En 1989, después de radicarse un año en Tehuacán, dirigiendo retiros, campamentos y conciertos, también fue invitado a colaborar en la capacitación de músicos para la evangelización y formación de líderes juveniles en la Oficina Latinoamericana de Evangelización 2000. Este proyecto, fue la plataforma internacional que usó para impulsar su trabajo en toda América Latina. Ha participado en innumerables eventos nacionales e internacionales organizados por la Iglesia católica, no sólo en instalaciones como catedrales, basílicas, parroquias y foros de instituciones pastorales, sino en muchos otros lugares como estadios, plazas, explanadas, auditorios y numerosos teatros de reconocido prestigio, por lo que se le reconoce como el primer músico católico en hacer presencia cultural en esos lugares.

 

Al final, Monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz y todos los sacerdotes que estaban presentes en el concierto, se subieron a la tarima para dar la bendición final, y así, cerrar con broche de oro esa noche llena del Espíritu Santo y del amor de Dios hacia nosotros.

Deja un comentario