ENTREVISTA CON JUAN FERNANDO JARAMILLO

Ana Maria Charris 0 Comments

El autor de Summer Whine le concedió diálogo a la Fundación Arquidiocesana de Educación

Detalles de cómo inició su carrera de escritor y qué acontecimientos lo inspiraron a convertirse en lo que es hoy, fue lo que nos contó Juan Fernando Jaramillo y además algunos tips que él considera importante para aquellos pequeños que quieren seguir sus pasos.

FUNADE: ¿Cómo surgió la idea del libro “Sumer Whine”?

J.F.JARAMILLO: Bueno la novela nace  de una historia real, Juan Camilo, el protagonista de la novela, es inspirado en un niño que falleció en el 2013. Murió de cáncer en el intestino, vivía en Medellín con sus papás. Y cuando me entero de la historia del niño, yo digo bueno yo quiero contar esta historia.

FUNADE: ¿Pero tú no tuviste contacto con ese niño?

J.F.: No yo no lo pude conocer, yo solamente tuve contacto con él a través de sus papás, entonces eso fue lo curioso, que eran diferentes experiencias, conocer al Juan Camilo que me contaban sus papás y sus amigos.

FUNADE: ¿Cómo fueron tus inicios como escritor?

J.F.: Cuando yo tenía 9 años, empecé con mi primer cuento. (Entre risas) era muy gracioso porque eran de 2 brujas que mataban a un bebé, no tenía idea de qué tenía en mente para ese entonces. Yo nunca fui un gran lector en primaria pero cuando estaba en bachillerato conocí la saga de los confines de Liliana Bodoc, que me hizo ya enamorarme definitivamente de la literatura y luego estaba ya mucho más grande, conocí a Fernando Molano, escritor bogotano. Él fue quien me hizo ya estar seguro de que yo quería dedicarme de lleno a la literatura.

FUNADE: ¿En qué lugar te gusta escribir más para inspirarte y que te fluyan más las ideas?

J.F.: Yo tengo mi escritorio en mi habitación y solamente soy capaz de escribir ahí. Sólo necesito colocar música electrónica (risas), me gusta mucho como me siento cuando la escucho. Pero ahí no más porque yo me desconcentro muy rápido. Pasa algo y vas a ver que ya te dejo de prestar atención porque me desconcentro muy fácilmente.

FUNADE: Desde los 9 años que escribiste tu primer cuento hasta este momento, ¿cuál ha sido la experiencia que más te ha marcado en tu vida como escritor?

J.F.: Bueno como escritor conocer a los niños, me gusta mucho, yo sé que suena como cliché pero es en serio, una vez una niña me dijo como: ¡Ah usted fue el que hizo la novela, yo no entendía nada y yo no la iba a leer pero me tocó por la clase!, y yo le respondí: ¡ah que bueno que la leíste al menos, que tenías una tarea! Y es eso lo que me encanta que los niños son eso, si no les gusta, te lo dicen en la cara, entonces eso es lo bonito que ellos no intentan a doblarte, eso es lo más bonito.

FUNADE: ¿Como escritor te ha pasado alguna mala experiencia?

J.F.: Fue muy curioso porque fue más bien por una nota que salió en periódicos por la novela que fue un problema con una familia muy cercana y eso me dio más bien como risa pero del resto no, del resto todo súper bien.

FUNADE: ¿Qué tienes que decirles a los niños que sueñan con ser escritores, y que por ejemplo como tú que desde los 9 años comienzan a escribir cosas en su imaginación?

J.F.: Que la escritura es un trabajo muy en serio, entonces yo creo que es lo más importante que primero te lo tomes en serio y que no dejes de escribir, pero tomártelo en serio no es tomártelo con seriedad, sino tomárselo con toda la libertad del mundo, pero comprometidos, entonces tener disciplina encargándose de que jamás dejar de escribir. Todos los días escribir una página, un renglón, un párrafo, lo que puedas escribir, pero todos los días intentar algo. Porque yo creo que es como un deporte, algo que se tiene que practicar, para poder alcanzar cierto valor. Así la gente no le guste, pero si te gusta a ti. Hay una cosa que dice Toni Morrison, la premio nobel de Estados Unidos, ella dice: “Cada vez que pienses que te gustaría leer un libro que no existe, escríbelo”, y me parece absolutamente acertado, y escribir un libro así, el trabajo funcionará. Simplemente comienza a escribir porque todo buen escritor es un buen lector y viceversa.

FUNADE: Con este libro que publicaste, ¿alguna vez tuviste alguna barrera para no hacerlo?

J.F.: Sí, muchísimos. A la hora de escribirlo me llegaban muchos sentimientos con la historia del niño porque aparte tengo a personas que me hacen mucha falta que fallecieron, entonces era como volver a encontrar ese vacío que uno cree que ya se cerró. Y uno dice, bueno ya cerré el ciclo, ya hice el duelo; pero es volverte a encontrar otra vez de frente con el mismo vacío, una y mil veces, porque tienes que escribirlo, y luego leerlo y luego corregirlo.

FUNADE: ¿Pero nunca desististe, siempre seguiste a terminarlo?

J.F.: Si y eso me demostró que la escritura efectivamente es de mucha descriptiva, una vez escribes, digamos que no una literatura romántica, lo típico tierno, sino que enserio te puede ayudar a hacer duelo, muy bonito.

FUNADE: Bueno y en especial porque te involucraste con la familia del niño, conociste todo lo que el niño padeció, entonces pueda que también te haya marcado.

J.F.: Absolutamente y yo estaba muy nervioso eso sí, dudé mucho en enviarlo o no. Pero mi mejor amigo me  animó.

FUNADE: Cuando ya publicaron el libro, me imagino esa felicidad, cuéntame ¿cómo fue esa primera experiencia?

J.F.: (risas) Eso es muy emocionante porque cuando llegó la caja con los libros, lo que soñé desde los 9 años era como enserio tengo mi primer libro en la mano. Y lo podía ver en librerías, y que la gente lo tuviera en la calle. ¿Pero por qué tienen mi libro? Es un poquito aterrador pero es muy gratificante.

FUNADE: ¿Cómo fue esa primera experiencia, al socializar el libro después de haber sido publicado?

J.F.: La experiencia de lanzamiento fue genial. El libro tuvo mucha acogida e igualmente en la feria del libro de Bogotá, fue muy bonito. En eso había mucha gente que yo en mi vida había visto y que fueron porque querían ir no porque me conocían, estaban mi familia y mis amigos, fueron a Bogotá pero igual había gente que en mi vida había visto. Entonces era uno tiene que estar aquí presente igual, es muy bonito es como pensar que hay alguien que le guste como escribes pero no es por cortesía o porque te conoce. Pues el caso de mi mamá, pues sería el colmo que a ella no le guste, ella siempre me va a decir que le gusta, lo mismo con mis amigos. Pero y esa gente desconocida que me dicen, me gusta mucho o que me llegue un correo electrónico, diciendo que les gustó algo, y si esa persona no tiene ni idea de quién soy yo. Es hermoso, es muy bonito.

POR: Laura Casas De la Victoria

Asistente de Comunicaciones

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *